La extraña (r)evolución de La moda femenina

 

 

 

Les pediría por favor que leyeran esta noticia. Fue publicada en el diario ABC el 25 de febrero de 1911, es decir, hace exactamente 100 años.


Supongo que muchos de ustedes estarán deseando ver una de esas falda-pantalón que tanto revuelo parecían causar. Pues aquí la tienen…


La hermosa actriz Julia Velasco posa a la última moda con su falda-pantalón

Como pueden comprobar y visto desde nuestro punto de vista actual el asunto no es para tanto. Si acaso podría considerarse un atentado contra el buen gusto, pero poca cosa más. Sin embargo, para ayudarnos a entender aunque sea en parte, el porqué de semejante escandalera sería conveniente que retrocediéramos un poco en el tiempo y diéramos un somero repaso al vestuario femenino a lo largo de los años.

 

En los primeros años del siglo XX lo preceptivo entre las féminas era lucir una larga falda que cubriera hasta los tobillos. Es decir, una falda casta y recatada… Bueno, o más o menos.

(1902)

Antes que esto, en los finales del siglo XIX, lo que se estilaba era el Polisón que servía para resaltar la parte de atrás del vestido y dar sensación de cintura estrecha.

(1886)

Había Polisones de diferentes materiales, algunos hasta con “amortiguación de serie”.

Antes que el Polisón, más o menos en la primera mitad del siglo XIX, lo que se usaba era el Miriñaque, un abultado armazón que servía para que la falda mantuviera siempre un amplio vuelo dando igual la postura o la dirección del movimiento.


Si hoy en día lo de: “Estoy en 5 minutos cariño”, no cuela, en aquel entonces… mucho menos.

Etapas para vestirse con un Miriñaque.

En el siglo XVII lo que se usaba era el Tontillo que, en este caso, sólo realzaba un poco las caderas.

Catalina II con un Tontillo.

Y por último el Guardainfantes, llamado así porque servía para disimular los embarazos. Estuvo en uso durante los siglos XVI y XVII y el efecto visual era parecido al que se lograba con el Miriñaque, lo que en vez de un armazón se iban poniendo varias capas de enaguas hasta conseguir el efecto deseado.

La infanta María Teresa con Guardainfantes pintada por Velázquez Mejores tendederos

Quevedo, cómo no, sacó algunos cantares a tan abultadas prendas.

Si eres campana, ¿dónde está el badajo?;
si pirámide andante, vete a Egito;
si peonza al revés, trae sobrescrito;
si pan de azúcar, en Motril te encajo.

Además, a todo lo arriba descrito, había que incluir también el famoso Corsé que ha acompañado invariablemente a la mujer a lo largo de todos estos siglos.


Los efectos que podía conseguir un corsé eran sorprendentes, aunque sin duda que era necesaria una enorme capacidad de sufrimiento.

Así que como pueden ver, los cambios en la vestimenta femenina han sido lentos y meditados y quizás por eso, algo tan “radical” como la falda-pantalón, conmocionó tanto a la sociedad de la época.

Sin embargo hay una cosa de la que no puedo dejar de maravillarme, que es motivo del título de esta entrada, y es la extraña (R)Evolución de la moda femenina que tuvo lugar a partir de la falda-pantalón. Me explico.

Del Guardainfantes a la Falda-Pantalón se necesitaron 500 largos y duros años de evolución en el vestir de la mujer.

Pero sin embargo, de esto…

Mujeres con Falda-pantalón en 1911

A esto otro…

Mujeres con Minifalda años 60.


¡Tan solo hicieron falta 50 años!

¡Redios! ¡¿Pero que fue lo que ocurrió en esos 50 años para que tuviera lugar una revolución en la moda tan brutal y semejante sprint evolutivo en las prendas de vestir femeninas?!

¿Acaso fue culpa de las dos guerras mundiales… De la guerra fría… De la emancipación de la mujer… De una implacable y justa venganza femenina por tantos años de opresión textil?

La verdad es que lo ignoro, pero tengo la sensación de que aquí no se va a quedar la cosa porque menos de 50 años después de la minifalda, llegó esto…

Microfalda.

Así que, visto lo visto, lo único que puedo decir es que espero tener buena salud, agudeza visual y una larga vida que me permita ser testigo de las maravillas que, sin duda, nos traerá la evolución de la moda femenina en los próximos 50 años…


Relacionadas:

¡Cómo hemos cambiado!

Poco más de un siglo.

Bañadores con Historia

Etiquetas: , , ,

La extraña (r)evolución de La moda femenina

La extraña (r)evolución de La moda femenina

Les pediría por favor que leyeran esta noticia. Fue publicada en el diario ABC el 25 de febrero de 1911, es decir, hace exactamente 100 años.

historia

es

https://historiasconhistoria.es/static/images/historia-la-extrana-revolucion-de-la-moda-femenina-2972-0.jpg

2024-06-12

 

La extraña (r)evolución de La moda femenina
La extraña (r)evolución de La moda femenina

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences