Los comienzos son siempre difíciles

 

 

 

Fácilmente es lo que podría estar pensando el tipo de la foto que, metido en una vagoneta, trata de simular lo que debe ser disparar desde un avión en vuelo. Son los comienzos de la guerra mundial y los primeros combates aéreos acababan de nacer. Después vendría aprender el sincronizar hélice y ametralladora para poder disparar de frente, pero esa historia mejor la leéis en Exapamicrón porque está muy bien contada y yo de lo que quiero hablar es de otra cosa y de otros inicios. Concretamente de los inicios de Historias con Historia que cumple 2 añitos y va dejando atrás sus titubeantes comienzos.

 

Así que, y aunque no soy amigo de estos auto-bombos, creo que la ocasión merece que haga un pequeño balance.

Me metí en este berenjenal porque gracias al mundo blogueril, vi la oportunidad de juntar dos de mis aficiones favoritas, la historia y los ordenadores, en una sola y de este modo poder aprender un poquito más de ambas. Comencé la tarea con ligeros conocimientos y transcurridos estos dos años y después de todo lo que he aprendido, puedo decir sin temor a equivocarme, que soy mucho más ignorante de lo que creía, lo que me lleva a pensar que voy por el camino correcto.

En cuanto el asunto de estadísticas, visitas, páginas, etc. La valoración también es muy positiva. Las visitas son muchas más de las que pensaba lograr y espero que muchas menos que las que tendré en el futuro, es decir, son los números justos, ni más ni menos. Referente a listas de mails y suscripciones observo, casi incrédulo, que crecen día a día, lo que significa que hay mucha gente que le interesa lo mismo que a mí y resulta muy gratificante.

Antes de entrar en el capítulo de agradecimientos, debo de pedir primero disculpas. Disculpas porque sé que incurro en una grave falta de educación al no contestar ni involucrarme en los comentarios que me dejáis, pero decidí tomar esa postura por razones que no viene al caso explicar y espero que si a alguien he ofendido con mi omisión o silencio, sepa disculparme. Blog sobre productos para la limpieza del hogar

Pero por suerte lo que más tengo que dar son gracias. Miles de gracias a todos y cada uno de los que me leéis y sobre todo un agradecimiento muy especial a todos los que compartís vuestro tiempo conmigo dejando vuestros comentarios que, como ya he dicho varias veces, logran que unas entradas ramplonas se conviertan en unas historias más que dignas y para mí es un gran aliciente.

(Gracias Troya44, Miski, Francoman, Padawan, Jelens, Javier, Hamsterman, Giancarlo, elpeor, Rafaello, Andros… y a todos los comentaristas)

Muchas gracias a Mezvan, Me_meneo/joneo_pensando_en_ti, enderteruel, errepece… y demás meneadores incansables. También a todos los que leen los artículos en Menéame, Bitácoras, Apezz, Jonéame, Mirosiervos, Libro de Notas o cualquier otro foro o agregador de noticias que ha pensado que mis artículos pueden merecer la pena.

No sé el tiempo que seguiré con esto, pero mientras siga disfrutando como un gorrino retozando en un lodazal cuando me sumerjo entre los libros, navego por google o la wikipedia y me bato a brazo partido con el diseño de la página, podréis contar conmigo y espero poder contar con vosotros como lectores.

Muchas Gracias a todos……

Iñaki.

Etiquetas:

Los comienzos son siempre difíciles

Los comienzos son siempre difíciles

Fácilmente es lo que podría estar pensando el tipo de la foto que, metido en una vagoneta, trata de simular lo que debe ser disparar desde un avión en vuelo

historia

es

https://historiasconhistoria.es/static/images/historia-los-comienzos-son-siempre-dificiles-2824-0.jpg

2024-06-01

 

Los comienzos son siempre difíciles
Los comienzos son siempre difíciles

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences