Fraudes con historia

 

 

 

Supuesto osario del hermano de Jesús.

Tratar de descifrar la historia siempre es una ardua y difícil tarea, pero si encima aparecen oportunistas, gente sin escrúpulos que por ambición, reconocimiento o dinero tratan de tergiversar la historia para su propio provecho, el asunto se complica bastante más pues, por desgracia, estos pseudo-historiadores a veces sientan cátedra con sus “oportunos descubrimientos”.

Estos son algunos de los más sonados fraudes históricos.

Empecemos por un tal Oded Golan, un coleccionista de antigüedades que un buen día de 2002 apareció con una urna de piedra que decía ser el osario donde estuvo enterrado Jacob, hermano de Jesús. Tal afirmación la basaba en una inscripción que había en un lado de la urna y donde se leía:

 

“Ya’akov Bar Yoshef Akhui di Yehshúah”

“Jacob, hijo de José, hermano de Jesús”.

Gran parte de la comunidad científica no cabía en sí de gozo. Si aquello era auténtico, sería la primera prueba material sobre la familia del Mesías. Se realizaron distintas pruebas a la urna y no había duda de que databa del siglo I, de la zona y de la época donde vivió Jesús y casi con seguridad que pertenecía a la tumba de los diez osarios, lo que afirmaba aún más su autenticidad.

El pájaro posando junto al osario mientras señala la inscripción.

Salvo algunos científicos escépticos, casi todo el mundo dio por bueno el descubrimiento e incluso estuvo expuesto en museos con esa creencia y así quedó el asunto hasta el año 2004 cuando de nuevo el nombre de Oded volvió a aparecer junto a otro sensacional descubrimiento. Se trataba de una losa del famoso templo de Salomón, del que no existe ninguna evidencia material desde que Tito lo arrasara en el año 70. La pieza efectivamente era muy antigua pero algunos errores lingüísticos en la inscripción hizo mosquear a los investigadores.

La piedra se sometió a un escrupuloso examen por parte de geólogos y químicos y descubrieron en la superficie de la losa unos microscópicos fósiles marinos. Se desconoce la ubicación exacta del templo de Salomón, pero se sabe donde no pudo estar y esto era en un lugar con costa, así que la piedra era más falsa que un euro de chocolate.

Los especialistas descubrieron que la piedra, para darle aspecto de antigua, había sido recubierta por una patina especial hecha a base de piedra cogida en una zona costera. La piedra era muy antigua pero contenía los bichitos que los delataron. Este descubrimiento volvió a llamar la atención sobre el osario de Jacob y al realizar los mismos análisis se descubrió que aunque la urna era auténtica y que fue saqueada de la tumba de los diez osarios, la inscripción había sido retocada. La primera parte, lo de “Jacob, hijo de José” era auténtico, pero “hermano de Jesus” fue añadido posteriormente y “barnizado” con esa patina especial para que pareciera antigua. Oded Golan se encuentra actualmente preso en una cárcel Israelí.

También está el caso de Shinichi Fujimura. Este japonés arqueólogo aficionado parecía tener un don especial para encontrar espectaculares hallazgos. Allí donde Fujimura cavaba, se topaba con algún resto que además, adelantaba la aparición del ser humano en Japón en varios miles de años. Tanta era su habilidad para encontrar cosas, que sus compañeros le apodaban La mano de dios. Recambios piezas y repuestos Piaggio bike parts

 

Fujimura mostrando orgulloso sus descubrimientos.

El problema vino cuando unos periodistas decidieron seguirlo un día cuando salió temprano de su casa y descubrieron su truco.Fujimura lo que hacía era enterrar los objetos, piezas de su colección, que luego encontraría “casualmente”.

Instantáneas de Fujimura pillado in fraganti

En el año 2000, ante la evidencia, Fujimura no tuvo más remedio que confesar y pedir perdón públicamente. El final es bastante trágico. Uno de sus colaboradores se suicidó y él tuvo que pasar por un psiquiátrico.

Pero eso de querer retocar la historia no es cosa sólo de nuestros días. Ya en 1869 un empresario quiso hacer bueno un pasaje de la biblia donde se dice que hubo un tiempo en que los gigantes habitaron la tierra y por eso se sacó de la manga el gigante de Cardiff. Un supuesto fósil de un hombre de más tres metros de altura. Naturalmente el engaño no duró demasiado aunque hoy aún se exhibe como una atracción.

Hallazgo del gigante de Cardiff.

Y no se puede hablar de fraudes con Historia y no nombrar al hombre de Piltdown. Un fósil hallado en 1912 y que según sus descubridores, era el eslabón perdido en la teoría de la evolución. Durante cierto tiempo, hasta 1953, se dio por bueno este hallazgo e incluso se incluyó en serios estudios sobre la evolución.

Al final se descubrió que el fósil eran restos de un mono, un orangután y un hombre, tratados para para que parecieran antiguos.

NOTA: Tampoco hace falta irse muy lejos para encontrar tartufos históricos. En este país está todavía coleando (por eso el motivo de de sólo hacer este apunte) el caso de Iruña Veleia, donde se descubrieron unas supuestas inscripciones en euskera y unos símbolos de cruces que harían replantearse la historia del país vasco y su antigüedad.

Finalmente parecen ser más falsas que unas angulas sin ojos. Para quien le interese, hay mucha información de este peliagudo asunto en Terra Antiqvae.

Visto en el libro:

Viaje por las mentiras de la historia universal de Santiago Tarín.

Más en:

Oded Golan en Wiki

Shinichi Fujimura en Wiki.

Gigante de Cardiff en Mundo Neandertal

Hombre de Piltdown en Tecnología Obsoleta

Etiquetas: , ,

Fraudes con historia

Fraudes con historia

Tratar de descifrar la historia siempre es una ardua y difícil tarea, pero si encima aparecen oportunistas, gente sin escrúpulos que por ambición, reconocim

historia

es

https://historiasconhistoria.es/static/images/historia-fraudes-con-historia-2808-0.jpg

2024-06-01

 

Fraudes con historia
Fraudes con historia

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences